Por: Metrópoli 2025.

El pasado 2 de enero de 2009 entró en vigor el Reglamento de la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal. Este ordenamiento tiene como objetivos:

(1) prevenir y reducir la generación de residuos sólidos, y al mismo tiempo, su nocividad para la salud humana y el medio ambiente;

(2) involucrar a todos los actores urbanos en la minimización y mejor manejo de los residuos sólidos; y

(3) establecer mecanismos de difusión hacia la ciudadanía, de los procesos de generación y manejo de residuos sólidos, tendientes a disminuir y prevenir los efectos negativos en el medio ambiente y la salud pública.

En este reglamento se establece que todos los habitantes de la ciudad de México deben separar los residuos sólidos, en orgánicos e inorgánicos.

Residuos orgánicos:

· Residuos de jardinería y provenientes de la poda de árboles y áreas verdes

· Residuos provenientes de la preparación y consumo de alimentos

· Residuos susceptibles de ser utilizados como insumo en la producción de composta

Residuos inorgánicos:

· Vidrio

· Papel y cartón

· Plásticos

· Aluminio y otros metales no peligrosos y laminados de materiales reciclables

· Cerámicas

· Artículos de oficina y utensilios de cocina

· Equipos eléctricos y electrónicos

· Ropa y textiles

· Sanitarios y pañales desechables

Asimismo, toda persona que genere residuos sólidos deberá disponer de contenedores diferenciados y aptos para el almacenamiento temporal de los residuos sólidos orgánicos e inorgánicos; y tomar las previsiones necesarias para evitar la mezcla de los mismos en su almacenamiento temporal o en la entrega al servicio de limpia.

Los vehículos del servicio público de limpia, deberán transportar solamente un tipo de residuos sólidos; o bien, tratarse de vehículos con doble compartimento para evitar que los mismos se mezclen. Al momento de la recolección, los trabajadores de limpia verificarán la separación de los residuos orgánicos de los inorgánicos, con el fin de depositarlos separados en el compartimento correspondiente; o en el caso de recolectar un solo tipo, no recibirlos mezclados.

En lugares de difícil acceso para los vehículos recolectores del servicio público de limpia, se podrán instalar contenedores en función de la cantidad de residuos que se estime recibir, en la vía o áreas públicas determinadas por las Delegaciones, con compartimentos separados o en su totalidad, destinados a recibir cada uno de los tipos de residuos sólidos.

El aprovechamiento, la reutilización y el reciclaje de los residuos sólidos, serán los procesos preferibles para la reducción de los residuos sólidos. La Secretaría de Obras y Servicios, y las Delegaciones, en el ámbito de su competencia, promoverán la instalación de centros de acopio de residuos reciclables o reusables en el territorio del Distrito Federal, así como de centros de composteo de los residuos orgánicos.

Otro aspecto importante estipulado en el reglamento, es el referente a las papeleras colocadas en la vía pública. Éstas, están reservadas para recibir residuos sólidos generados en la misma vía pública por los transeúntes. Esta prohibido depositar en ellas residuos sólidos generados dentro de inmuebles, producto de actividades domésticas, industriales, comerciales o de servicios de la zona.

Los contenedores instalados en vía pública para la recepción de residuos sólidos deberán contar con las siguientes especificaciones: Residuos Orgánicos, en color verde; y Residuos Inorgánicos, en color gris.

Sanciones

Arrojar o abandonar residuos sólidos en la vía pública, áreas comunes, parques y barrancas, se sancionara con una multa de 10 a 150 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal

Se aplicara una multa de 150 a mil días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal a quien:

· Arroje o abandone residuos sólidos en lotes baldíos, a cielo abierto o en cuerpos de aguas superficiales o subterráneas, sistemas de drenaje, alcantarillado o en fuentes públicas

· Fomente o creé basureros clandestinos

· A empresas, fábricas, concentraciones comerciales, industrias y similares, así como dependencias y entidades federales que generen residuos sólidos en alto volumen, cuando no paguen las tarifas establecidas en el Código Financiero del Distrito Federal para los servicios de recolección y recepción de residuos sólidos.

Este Reglamento entró en vigor a inicios de enero ‘09 y contiene un capitulo especifico para los aspectos de “cultura, investigación y educación ambiental” en el que se establece que les compete a las autoridades ambientales, en materia de gestión integral de los residuos sólidos, orientar y asesorar a la población, dependencias, entidades y órganos desconcentrados de la Administración pública federal y local, sobre el cumplimiento y aplicación de las disposiciones jurídicas en materia de residuos sólidos y de manejo especial.

Sin embargo, hasta ahora, poco se han difundido entre los habitantes del DF, los derechos y obligaciones que establece este nuevo reglamento. Tampoco sabemos si las delegaciones cuentan con vehículos con doble compartimiento para evitar que los residuos se mezclen, y si el trabajo de clasificación que realicemos los habitantes de la ciudad no será inútil, porque los residuos se seguirán revolviendo cuando lleguen a su destino final.

Era necesario aplicar una reforma a este reglamento con el objetivo de optimizar y reducir los residuos sólidos, sobre todo por que el Gobierno del Distrito Federal debe atender la problemática del cierre del Bordo Poniente. Pero igualmente importante es que las leyes se difundan entre los habitantes de la capital, se apliquen, y sobre todo que se cuente con la infraestructura necesaria para llevar a cabo las acciones incluidas en la norma. De otra forma, nos quedamos sólo con una ley escrita en papel y muchas buenas intenciones, sin resultado práctico real.

Los ciudadanos, en nuestros hogares o en las empresas donde laboramos, debemos cumplir al pié de la letra con las obligaciones impuestas en ésta ley y su reglamento, y exigir que los demás actores urbanos, incluido el gobierno del DF, las cumpla cabalmente, y preste el servicio en las formas establecida en ellos.

Si quieres conocer la ley en detalle, puedes consultarla en:

http://directoriociudadano.com/boletin/BIBDGTL/Textos/000381DOC1.pdf